La U.E. cede y publica el Reglamento 820/2008 sobre la normativa secreta de los controles en los aeropuertos

La Unión Europea cede y publica la normativa secreta sobre los controles en los aeropuertos, el Reglamento (CE) Nº 820/2008. De esta forma, la Comisión Europea ha publicado el reglamento secreto adelantándose a la previsible sentencia del Tribunal Europeo de Justicia, que lo iba a declarar “inexistente” precisamente por su carácter reservado.
Los registros no se suavizarán, pero los ciudadanos sabrán con exactitud qué tienen vetado llevar en el interior de los aviones y qué materiales no pueden transportar.
Casi todas las prohibiciones se mantienen y algunas excepciones incluso se recortan, pero ante el abuso o la arbitrariedad de un vigilante, los ciudadanos podrán reclamar e incluso acudir ante un juez en base al nuevo texto legal.
El nuevo reglamento fue publicado en el diario oficial de la Unión Europea el pasado 19 de agosto y entró en vigor al día siguiente, pero pasó desapercibido por el escaso interés que puso la Comisión en difundir su rectificación. Hasta que el eurodiputado Ignasi Guardans lo descubrió, el principal abanderado en la lucha contra los controles absurdos, que en una nota pública se refirió a la noticia como “una victoria de la democracia y de la presión del Parlamento Europeo”. También es un triunfo de la movilización ciudadana aglutinada en la web Nosinzapatos.com.
El texto agrupa en uno solo todos los reglamentos dictados sobre los controles de los aeropuertos desde que el 11-S llevó a las autoridades a una escalada de medidas antiterroristas promovida por Estados Unidos y Gran Bretaña. Además del anexo secreto de los líquidos, también integra, por ejemplo, el de objetos susceptibles de ser usados como armas.
En el apartado más polémico, el de líquidos, apenas se ha retocado nada del anexo secreto. En el documento original figuraban como “exentos de prohibición” los “líquidos medicinales”, pero ahora solo están permitidos los “medicamentos”.
Se establece, sin embargo, una vía que puede ser útil para casos especiales. El reglamento prevé eximir de todas estas prohibiciones a los pasajeros que lo hayan solicitado “con antelación” a “la autoridad competente” siempre que esta haya dado “su conformidad” y el comandante haya “sido informado acerca del pasajero y del artículo o artículos prohibidos que transporta”, pero el texto no precisa quien es la autoridad competente.
En sentido contrario, el reglamento también prevé que “la autoridad competente” amplíe la lista de artículos prohibidos, pero le exige a cambio que “haga esfuerzos razonables” para comunicárselo a los pasajeros.
También abre la puerta a la arbitrariedad cuando dice que “el personal de seguridad podrá denegar el acceso a la zona de seguridad” a “cualquier pasajero en posesión de un artículo que no figure” en las listas públicas, pero que él considere sospechoso.
A continuación, os dejo la lista de artículos vetados como equipaje de mano