Prevenir antes de viajar

prevenir

La Dirección General de Salud Pública ha informado hoy acerca de la importancia de tomar medidas preventivas antes de embarcarse hacia destinos exóticos. Dependiendo del lugar al que se dirija el viajero, las enfermedades que se puden contraer son de diversa índole y suponen un gran obstáculo para el turista, ya que sus vacaciones pueden convertirse en una auténtica pesadilla.

Salud Pública recomienda obtener información previa sobre la zona que se pretende visitar y acudir a un Centro de Vacunación Internacional, sobre todo cuando el destino elegido forma parte de África, Asia, Sudamérica o Centroamérica, ya que dentro de este grupo de países se suele concentrar el mayor número de enfermedades de este tipo.

La vacuna debe ser inyectada como mínimo seis semanas antes del inicio del viaje, para que tenga los efectos deseados. El viajero debe llevar al centro un documento que acredite que no sufre ningún tipo de enfermedad o alergia, pues ello es indispensable a la hora de administrar el medicamento. El tipo de vacuna variará en función del país al que se dirija el turista y de las enfermedades que se presenten de forma mayoritaria en él. Así, en líneas generales, las más comunes en estos destinos son el paludismo y  la fiebre amarilla. No obstante, la exposición a altas temperaturas, el consumo de agua en mal estado o la práctica de relaciones sexuales sin protección son otras de las vías de contagio o malestar en el país visitado.

Guatemala, destino por descubrir. Parte II

Una vez visto el Lago Atitlán y sus encantadores pueblecitos como Chichinastenango dónde pudimos hacer unas compras aprovechando la rica artesanía local, nos encaminamos hacía la capital Guatemala City para tomar un vuelo con destino Copan en Honduras.

copan

La ciudad de Copan ha cubierto la casi totalidad del período clásico y ha sido reconstruida en detalle por arqueólogos y epigrafistas. Copan, los mayas la llamaban Oxwitik, era una poderosa ciudad-estado, gobernando un gran reino en el sur de la región maya. A mí me impresionó sobremanera. Sientes la naturaleza en estado puro y a la vez cierras los ojos e imaginas como sería la vida en la época de los mayas. Es impresionante poder comprobar como ya en aquel tiempo el ser humano podía tener semejantes conocimientos.

Desde Copan partimos hacía el lado Atlántico de Guatemala, Quiriguá, otro vestigio arqueológico que no hay que perderse. Aquí el guía nos trató muy bien e hizo unos juegos de orientación a través del lugar que nos conquistó. (No fue mucho, en plan cierra los ojos y no los abras hasta que yo te lo diga)

En Livingston pudimos  descansar cerca, en playa Blanca, un día genial. A esta altura del viaje estábamos en el lado caribeño de Guatemala y aprovechamos para tomar el sol y cuidarnos bien, jeje.

Tras visitar Rio Dulce y navegar por sus aguas que se adentran en la selva partimos hacía Petén. Y aquí fue dónde más disfrutamos del viaje. La tierra del jaguar y Tikal, el lugar más impresionante, uno de los mayores yacimientos arqueológicos y centros urbanos de la civilización maya. Subir el templo IV es culminar una meta y desde allí se pueden observar los demás templos, teniendo el privilegio de situarte en su cima gracias a las gradas de madera que protegen el templo… es simplemente impresionante.

tikal

Nosotros tuvimos la oportunidad de ver el amanecer, que lo recomiendo profusamente… respirando aire puro, imaginando como lo verían los Mayas.

Despúes de esta imborrable experiencia continuamos hacía Yaxhá, considerado el secreto mejor guardado del Mundo Maya. En un recorrido de cuatro horas nuestro guía (Que diferencia ver las cosas con alguien que sabe de lo que habla!!) nos teletransportó hacía tiempos pasados. No hay muchos turistas, así que se puede ver todo con tranquilidad.

 

Acabado nuestro periplo por Petén regresamos en vuelo desde Flores a Guatemala City para al día siguiente tomar el vuelo a España, con una sonrisa que aparece cuando pienso en aquel amanecer en Tikal. Que bonito fue todo.

 

yaxha

 

Páginas de interés:

Turismo de Guatemala

Guazy Tours

Guatemala, destino por descubrir. Parte I

Unos de los viajes que más me ha gustado de los que he hecho en los últimos años ha sido el que hicimos en  Guatemala. Fueron dos semanas largas, en las que disfruté mucho. Voy a relatar el viaje en tres partes, dado que ahora no dispongo de mucho tiempo libre 🙁

Guatemala es un destino que yo creo que hasta ahora por motivos de seguridad no se ha convertido en uno de esos lugares llenos de turistas con sandalias y calcetines blancos que llevan riñonera. Pero las cosas están cambiando ya que el progresivo desarrollo del país, lento pero constante, está haciendo que viajar allí sea cada vez más seguro. Han comenzado a crearse una infraestructura turística y existen tour operadores y magníficos hoteles como en cualquier otro lugar.

mercado-de-chichicastenango

Yo he tenido la suerte de poder recorrer el país persiguiendo las ruinas mayas y adentrarme en ellas, además de Copan en Honduras. Lo hice en un viaje organizado, a medida, y he de decir que sólo vi en tensión al guía en la capital, Guatemala City y cuando pasamos a Honduras. El resto del viaje no noté inseguridad, al contrario fue bastante tranquilo y agradable. Antes de nada he de avisar que para recorrer ciertos lugares es necesario contratar los servicios de una agencia ya sea local o si haces como nosotros, con una agencia todo el viaje. Nosotros reservamos todo el viaje con Guazy Tours y nos gustó mucho como trabajaron.

lago atlitaln
La ruta que hicimos comprendía todo lo que hay que ver en el país y como decía anteriormente también añadimos Copan en Honduras. Este fue nuestro recorrido:

Visitamos Antigua Guatemala, una ciudad histórica declarada por la Unesco Patrimonio Cultural. Es impresionante, nos encantó los colores. Para un europeo el contraste es mayor ya que venimos desde nuestras tierras grises. No creo que vivamos en tierras grises pero el color que allí una se encuentra, además de ser natural, es tan vivo que hace que nuestros colores parezcan apagados.
La Antigua es una ciudad con un pasado colonial rico, así que nos perdimos por sus iglesias y calles empedradas.

Al día siguiente fuimos al lago de Atitlán.  Es un lago precioso, las vistas que lo rodean son magnificas, en el horizonte se divisan las montañas y los volcanes y los pueblos que bordean el lago reúnen un montón de curiosidades como el Santo de Maximón, celebre, mitad santo y mitad Dios.

Páginas de interés:

Turismo de Guatemala

Guazy Tours